Abstracción: una reflexión entre la filosofía y el arte

Etiquetas

, , , , ,

doubting_thomas 1599

Caravaggio, La duda de Santo Tomás (1599).

por Lilliana Ramos Collado

Jelou… ¿Habrá una obra de arte que NO sea abstracta? ¿Podrá un artista poner en su obra el “todo” de un asunto? Un paisaje pintado exhaustivamente, ¿será posible? Una foto que tenga TODO lo que existe frente al lente de la cámara, ¿será podrá tomar? Algo se queda siempre fuera de la imagen creada. De hecho, una obra de arte no tiene la misión de ser prolija, perfecta en su total captura del todo. Al contrario: existe para darnos la impresión de ser cabal y completa en lo que pretende plantear. Hablemos, pues, de una totalidad “negociada”.

¿No es así en la filosofía? ¿Habrá algún pensamiento que no sea abstracto? ¿Estará la exhaustividad reñida con el pensamiento agudo de las distinciones y las precisiones que se revela en el habla de la filosofía?

Sigue leyendo

La verdad desnuda

Etiquetas

, , , ,

Le Bain Turc, by Jean Auguste Dominique Ingres (1862).jpg

Jean Auguste Dominique Ingres, Le bain turc (1862)

 

por Lilliana Ramos Collado

Lo dijo Charles Baudelaire, hay que hablar del “libertinaje serio de las odaliscas de Ingres”, cuya exploración del desnudo femenino tiene que ver con una erótica de la desnudez abstracta en un espacio abstracto: el harén oriental donde las mujeres, concentradas en sí mismas, se ofrecen al voyerismo de observadores de un salón francés.

Pero yo las veo de espaldas en El baño turco (1862), a esas mujeres que, acariciándose unas a otras, que ungiéndose en aceites olorantes, escuchan la cítara de una de ellas y ondulan con sonrisas entre los vapores de una alberca de ondas sinuosas, como los cuerpos de ellas, como las risas de estos apetitos solitarios y solidarios. Son muchas y son bellas, y no nos miran. Más bien se dejan mirar en un abandono intocable, ocultas tras sus propias espaldas que, aquí, tienen el deber de cargar con el incógnito eterno de la belleza.

Sigue leyendo

Como la pintura, la poesía

Etiquetas

,

Giulio Romano, Las musas

Giulio Romano, Las musas (siglo XVI)

por Lilliana Ramos Collado

Nunca me cuesta acercarme a un cuadro para escucharlo. Aprendí a pegar la oreja al óleo con Charles Baudelaire, que bien sabía, como lo sabemos sin saber que lo sabemos, que las artes son, en realidad buenas hermanas.

Sigue leyendo

Ésta es la otra orilla: Tari Beroszi

Etiquetas

, , ,

tariberoszi06

por Lilliana Ramos Collado

“Es posible obtener una imagen que resista
toda prueba gracias a lo que tenga
de definitiva, de justa.” —René Magritte

Como la pintura, la fotografía inventa. Del lado de acá, quizás haya prometido realidad, pero le vemos a veces la intención de travestirse en otra cosa, más allá de darnos la ilusión. Reconocemos en la foto algún rasgo de verdad que nunca desmiente su voluntad de fábula. Es la historia que insinúa la foto lo que nos devuelve al artilugio de una representación. Así, por su cualidad definitiva y justa, tan contraria a lo real, la foto se alza como imagen de otra cosa, de una alusión, de un querer decir lo otro, y de otra forma. La serie fotográfica Desde la otra orilla, de Tari Beroszi, insiste en esto: aquí no hay fotos solitarias: todas son facetas de un concepto: la viajera inmóvil, la paradoja. Sigue leyendo

La buena crisis o la Universidad: una reflexión

Etiquetas

, , ,

Una hermosa jungla de los saberes... el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Una hermosa jungla de los saberes… el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

por Lilliana Ramos Collado

En realidad me asombra siempre hablar de nuestra Universidad en crisis. Pensando en la crisis como un acontecimiento aparentemente fortuito, sorpresivo, de causas desconocidas o aterradoras, que causa incertidumbre y que parece no tener solución lógica o inmediata es, de muchas maneras, soslayar que la crisis vive en la naturaleza misma de la universidad. Como comunidad académica vivimos de la diversidad de disciplinas y de constantes cruces entre ellas, lo cual promueve, deliberadamente, un perenne estado de una complejidad sistémica. El potenciamiento de la independencia de criterio, de la tensión entre materias, entre prioridades, entre puntos de vista y entre intenciones, nos pone siempre al borde del caos, y pienso que sin ese constante asomarnos al caos no es posible la universidad. El proceso educativo para adultos que quieran incidir en lo social, que deseen crear nuevo conocimiento o que deseen reinterpretar o dar nueva luz al viejo conocimiento necesariamente crea polaridades entre intereses cada cual igualmente invitado a levantar su cabeza y exigir tarima, a ser escuchado y aceptado. La universidad no es institución de tolerancia sino de plena aceptación, y en ese sentido estamos en palestra perennemente abierta. Y suele ocurrir que quien dice que no escuchado sí lo es, pues lanza su queja en el espacio de la escucha. El turno para hablar es complejo y el reto es no permitir que nadie prepondere y secuestre el espacio del habla.

Sigue leyendo

“Pinned-up”: La beldad desnuda en Ingres, Bellmer y Sherman

Etiquetas

, , , , , , , ,

por Lilliana Ramos Collado e Ivette Fred Rivera

“The nude remains the most complete example of the transformation of matter into form.” —Kenneth Clark. The Nude: A Study of Ideal Art

Jean-Auguste Dominique Ingres, “El baño turco” (1962).

A finales de mayo de 2006, las autoras visitaron varias exposiciones importantes en París como corresponsales de ArtPremium. La riqueza y variedad del replanteamiento de artistas de la envergadura de Jean-Auguste Dominique Ingres, Hans Bellmer, Pablo Picasso, Dora Maar, René Magritte y Cindy Sherman atestiguan el panorama de diligente puesta en escena de estos clásicos de los siglos XIX y XX. El texto que sigue recoge algunas intuiciones sobre un tema que definitivamente enlaza a algunos de los artistas contemplados durante esta fructífera visita: el desnudo femenino.[1]

I. Tema y variaciones

Habría que comenzar por El baño turco—la  gran obra crepuscular del maestro del retrato francés decimonónico—, que según Charles Baudelaire, habla del “libertinaje serio de las odaliscas de Ingres”, al igual que ese otro poderoso icono de la época —La Gran Odalisca. Con El baño turco, Jean-Auguste Dominique Ingres explora el desnudo femenino como el objeto fantasmal de las mil y una variaciones en un ambiente de serrallo que reseña las tórridas orgías de las mil y una noches. Que nada de esto nos sorprenda: al igual que la famosa traducción dieciochesca de Galland[2] de la erótica obra anónima protagonizada por Scherezada, la noche del serrallo debe estar poblada por mil y una mujeres, o por una mujer capaz de ser, a la vez, o en vertiginosa sucesión, todas las mujeres.  Ingres ejecuta esta obra a los 82 años, y mencionar la edad del pintor no es una floreada afectación de historiadoras del arte: el propio Ingres consigna su edad al lado de su firma: “AETATIS LXXXII”. El artista, ya muy anciano, cierra el ciclo de sus grandes lienzos con esta fiesta visual que resume su idea múltiple de la mujer, y que lleva, como protagonista, nada más y nada menos que una citarista desnuda de espaldas al espectador.

Cuando asediamos la representación de la mujer en Ingres, no podemos más que referirnos, pues, a la idea de “tema y variaciones”. Pero se trata de un tema mítico que va al corazón mismo de la tradición de esta representación. En uno de los textos fundantes del arte de la modernidad, Leon Battista Alberti[3] rememora la perplejidad de Zeuxis cuando, obligado a pintar a Venus, y en vista de que ninguna mujer podía igualársele, convocó a todas las mujeres de Crotona a posar para él. De cada mujer, el célebre pintor de la Antigua Grecia tomó lo más bello, y al compendio de bellezas lo llamó “Venus”. Revivimos recientemente este mito poderoso cuando el pobre Truman —en el filme The Truman Show, de Peter Weir— va componiendo una imagen del rostro de su amada de juventud recortando los rasgos bellos de diferentes modelos en revistas de modas. Tema y variaciones… Una mujer que es todas las mujeres; todas las mujeres que son La Mujer. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.424 seguidores